sábado, 22 de agosto de 2009

Cargado de historia

Huelva dijo adiós a una de sus señas de identidad. El Viejo Colombino fue derribado ante la nostalgia de muchos recretivistas. Cheli, uno de los dos onubenses de la plantilla del Decano, fue el último en marcar un gol, el 24 de noviembre de 2001 ante el Racing de Ferrol. Ese estadio siempre sera un sentimiento para el recreativismo. En el viejo Colombino se vivió un ascenso a Segunda y otro a Primera Divisón.